[2023] Tendencias y desafíos del transporte y logística

Tabla de Contenidos

La transformación tecnológica y cultural de los mercados del transporte y logística, se traduce en nuevas tendencias de consumo, que exigen a las empresas del sector adaptar sus modelos de gestión, renovar su equipamiento tecnológico y profesionalizar su capital humano.

La evolución tecnológica, el cambio de los paradigmas organizacionales y la nueva relación con distintos públicos objetivo, son cada vez más trascendentes para el mundo empresarial.

De hecho, ninguna actividad comercial, industrial, productiva o de servicios puede sentirse ajena a estos cambios, porque son claves para no desaparecer del mercado.

Uno de los segmentos que enfrenta los mayores desafíos dentro de este nuevo escenario, es el del transporte y logística. Actividad que, a simple vista, parece no haber evolucionado de manera significativa en los últimos años, pero que, en realidad, está a punto de cruzar un umbral de cambios trascendentales. Tanto en su estructura, como en operatividad. 

Cambios concretos en la industria del transporte y logística

Los analistas internacionales coinciden en que las principales tendencias que marcarán a las empresas de transporte y logística en los próximos meses, provienen de los siguientes ejes centrales: 

  • Mejor eficiencia y sustentabilidad operativa.
  • Uso intensivo de nuevas soluciones tecnológicas.
  • Modernización y capacitación del capital humano.
  • Optimización de la relación con sus clientes.

Todos estos aspectos son esenciales para adaptarse y sobrevivir a un entorno donde los cambios y transformaciones son cada vez más necesarios para enfrentar a la competencia, y mantener un posicionamiento competitivo.

Cambios, que además, se enfocan en la necesidad de brindar mejor “experiencia de cliente”, en especial si estos son personas cada vez más informadas, exigentes y empoderadas. 

Transformación tecnológica y cultural en transporte y logística

Para cumplir estos objetivos no sólo habrá que contar con más tecnología, sino también con nuevos talentos y sistemas de gestión interna, capaces de implementar los cambios estructurales y operativos necesarios para lograr mayor eficiencia. 

Tareas que exigen el uso de herramientas digitales cada vez más ágiles, precisas y especializadas.

Los expertos citan, por ejemplo, la necesidad de implementar medios y procedimientos que permitan, entre otras acciones:

  • Rastrear envíos en tiempo real
  • Optimizar la gestión de inventarios y bodegas
  • Modernizar flotas e infraestructura logística
  • Mantener contacto directo y personalizado con los clientes

Esto se traducirá, asimismo, en la necesidad de modernizar los modelos de entrega de “última milla”, lo cual requerirá un cambio profundo de los paradigmas culturales que hoy imperan en las empresas de transporte y logística.

Por ejemplo, será necesario que los grandes operadores logísticos subcontraten a pequeñas empresas de reparto, que operen mediante sistemas flexibles o en determinadas franjas horarias. 

Así cumplirán los requerimientos de aquellos clientes específicos que exigen la entrega de sus pedidos en una hora específica (y no antes o después).

La evolución requerirá también priorizar nuevos medios de transporte a base de tecnologías no contaminantes (como electricidad e hidrógeno líquido). Ello también requerirá una modernización significativa del capital humano de las empresas de reparto y logística urbana.

9 principales tendencias y desafíos para 2023

Las tendencias que marcarán a las empresas de transporte y logística durante 2023 siguen siendo similares a las de los últimos años, en cuanto a la digitalización del sector, la sostenibilidad y la optimización de los procesos logísticos.

Sin embargo, la clave radica en que estos procesos deben aplicarse con mayor profundidad y agilidad, en la medida que los públicos objetivos se vuelven cada vez más activos y exigentes.

Según los analistas internacionales, las principales tendencias y desafíos que enfrentarán las empresas de transporte y logística son las siguientes:

1. Automatización intensiva

Mediante la digitalización y  nuevas tecnologías de software, las empresas de transporte y reparto logran control exacto de la cadena logística. Esto se traduce en mejora de recursos, incremento de la productividad, optimización de los tiempos de entrega y reducción de los riesgos.

2. Mayor profesionalización

La constante evolución del sector del transporte y logística, tanto por la implementación de nuevas soluciones tecnológicas, como por la necesidad de mejorar sus procesos estratégicos y operativos, requiere la urgente necesidad de incorporar y retener talento capaz de liderar estos cambios.

De hecho, los profesionales más solicitados por el sector de la logística requieren formación específica en nuevas tecnologías de Supply Chain (como gestión de flota, gestión de almacenamiento y relación con el cliente, entre otras variables). Lo cual también se traduce en capacitación constante a lo largo de toda su carrera.

Esto implica que las empresas deben ocuparse de mantener o contratar programas especiales de upskilling y reskilling para todo su personal, desde los gerentes hasta los encargados de bodega. 

Es decir, el sector enfrenta el desafío de profesionalizarse de manera intensiva, mediante una oferta educativa más especializada y acorde con la agilidad y exigencia de los mercados.

3. Trazabilidad y transparencia

La necesidad de información del público se expresa también en mayor exigencia por conocer “de dónde viene lo que consumimos”. Esto implica que las empresas de transporte y logística también son responsables de la transparencia de toda la cadena de distribución. 

Esta mayor responsabilidad se refleja en la necesidad de utilizar herramientas de control cada vez más seguras y eficientes, como por ejemplo, la tecnología blockchain.

Esta solución permite a las empresas de transporte y logística rastrear los productos desde su lugar de fabricación hasta que se entregan al cliente. Por ende, se puede verificar de forma transparente y segura la denominación de origen del producto; o saber si en algún punto de la cadena se produjo algún daño ambiental, entre otras ventajas. 

Atributos que hoy son cada vez más valorados por el público y del que también responsabilizan al transportador.

4. Vehículos más seguros

El crecimiento de la demanda se traduce en mayor cantidad de viajes de camiones y vehículos de reparto urbano. Consecuentemente, se requieren avances tecnológicos que los hagan más seguros y fiables, tanto para sus conductores como para los demás usuarios de calles y carreteras.

Los últimos desarrollos tecnológicos permiten alcanzar este objetivo, gracias a sistemas de seguridad activa que apoyan la conducción, reducen el cansancio de los choferes, mejoran sus hábitos de manejo y los mantienen alerta de las condiciones de la ruta. 

Esto no sólo representa una mejora de la seguridad para el sector del transporte y logística, sino también mayor facilidad de gestión y reducción general de los costos de operación.

5. Distribución omnicanal

Los analistas internacionales aseguran que en el corto plazo la omnicanalidad será una realidad inevitable para todas las empresas de logística y transporte. 

Esto, porque las altas expectativas de calidad de servicio de los clientes, respecto del envío de los productos que adquieren en los distintos canales de venta online o físicos, dependen finalmente de los responsables de la cadena de suministro. 

Es decir, las empresas de transporte y logística deben, necesariamente, adaptar sus ritmos de trabajo, así como su gestión de talento, equipos, infraestructura y bodega, al ritmo de crecimiento de la omnicanalidad. 

6. Sistemas basados en la nube

La integración de sistemas, redes y datos en la nube es un estándar para la gran mayoría de los sectores industriales, productivos y de servicios. Por ende, resulta inminente para las empresas de transporte y logística incorporar soluciones tecnológicas a sus procesos y operaciones.

Este tipo de soluciones tecnológicas aportan múltiples ventajas para el almacenamiento y transferencia segura de información. 

Además, agilizan los procesos internos y mejoran el control financiero. Esto se traduce en mayor productividad, así como en ahorro de tiempo y reducción de gastos derivados, todo lo cual supone, a su vez, aumento de la rentabilidad a corto y largo plazo.

7 claves para optimizar la gestión de inventario de almacén

7. Los clientes B2B también exigen experiencia B2C

Al igual que los consumidores, las grandes empresas generadoras de carga logística, como casas comerciales y cadenas de retail, exigen cada vez más certeza y transparencia en las entregas. 

Por ende, las empresas de transporte y logística deben estar preparadas para cumplir con los tiempos de entrega y garantizar que los productos lleguen exactamente cuando los clientes los esperan.

8. Gestión de última milla

La efectividad y visibilidad hoy también son indispensables en “la última milla” (el trayecto final de las entregas antes de llegar al cliente). Y las empresas de transporte y logística son directamente responsables de que este proceso sea exitoso.

En estos casos, los expertos recomiendan soluciones concretas como, por ejemplo, flotas de vehículos pequeños y de alta movilidad estacionados en micro almacenes ubicados cerca del cliente. 

De este modo se logra una gestión de última milla más rápida y eficaz, proporcionando respuestas más eficientes al creciente aumento de peticiones de entrega inmediata (que crecieron exponencialmente durante la pandemia). 

Beneficio del uso de aplicaciones móviles en logística

9. Sostenibilidad como aspecto clave

La economía circular y el cuidado del medio ambiente son variables ineludibles para el sector de transporte y logística. 

No solo porque se trata de tendencias de alto impacto público, sino también porque los camiones y vehículos de reparto urbano generan cerca de 8% de las emisiones globales de CO2, según reportes de las agencias ambientales de Europa y Estados Unidos. 

Por ello, es necesario que todos los actores del sector transporte y logística se sumen de manera decisiva a las múltiples iniciativas destinadas a reducir su impacto medioambiental.

Por ejemplo, ya existe una fuerte tendencia hacia el establecimiento de una “cadena de suministro circular”. Su objetivo es incentivar a que las empresas reutilicen ciertos residuos y productos devueltos por los clientes, para reacondicionarlos y traerlos de vuelta al mercado.

También pueden realizarse mejoras progresivas a partir de distintas acciones, como medir la huella de carbono, reducir el kilometraje recorrido en forma innecesaria en calles y carreteras, o incorporar mayor cantidad de vehículos híbridos, eléctricos o impulsados por hidrógeno verde.

En DataScope conocemos los desafíos que deben enfrentar las empresas de transporte y logística para brindar un servicio competitivo, eficiente, moderno y sustentable.

Por ello, ponemos a su disposición soluciones tecnológicas de última generación, que les permitirán optimizar sus operaciones y responder de manera ágil y oportuna a las demandas de un mercado cada vez más exigente.

También podría interesarte

Visítanos y únete a la Revolución Digital con DataScope

¡Aprende a dejar de usar papel hoy mismo!

Sobre el autor

Francisco Gonzalez

Comparte en

Suscribete a nuestro Newsletter