Normas ISO, pilar esencial de las empresas constructoras

Tabla de Contenidos

El dinamismo de los mercados y los exigentes requerimientos de los distintos actores de la cadena productiva, plantean a este estratégico sector la necesidad de adoptar en forma permanente estos estándares internacionales de eficiencia, seguridad y gestión ambiental. Aquí es cuando las normas ISO entran en juego.

La gestión de calidad es uno de los pilares fundamentales de la competitividad empresarial. En especial para enfrentar un entorno cada vez más dinámico y exigente, caracterizado por la constante presión para cumplir plazos, y los constantes cambios en los requerimientos del mercado.

Este complejo desafío ha derivado en la necesidad de estandarizar, a nivel mundial, los requerimientos de calidad y eficiencia que se exigen a toda empresa que aspire a posicionarse en un sitial competitivo. 

Dicho escenario permitió la aparición y consolidación de un efectivo conjunto de herramientas de medición, conocido como “normas ISO”, el cual permite cuantificar en forma clara y precisa la gestión de calidad de toda organización.

De este modo, a partir de los lineamientos establecidos por cada una de las normas ISO existentes (definidos y actualizadas por la “Organización de Estandarización Internacional”), se garantiza que las empresas cumplan determinados parámetros de trabajo, higiene, sustentabilidad, eficiencia y seguridad, entre otras variables críticas para su desempeño. 

Esto brinda, tanto a proveedores como clientes finales, la certeza absoluta de que la empresa u organización que cuente con certificaciones ISO, cumple los estándares de calidad directamente relacionados con alguna de las áreas antes mencionadas. 

Conceptos generales

Desde el punto de vista técnico, las normas ISO están orientadas a ordenar la gestión de una empresa en los distintos ámbitos que forman parte de su quehacer cotidiano. Para cumplir dicha función, se componen de diversos estándares y guías relacionados con sistemas y herramientas específicas de gestión. Estos pueden aplicarse a cualquier tipo de organización dentro del ecosistema económico, industrial y productivo.

Aunque son de carácter voluntario, la alta competitividad internacional, acentuada por los procesos globalizadores de la economía mundial, así como por el creciente poder de los consumidores, ha propiciado que dichas normas obtengan amplio reconocimiento y aceptación internacional. Tal situación les ha permitido posicionarse como el estándar más aceptado en prácticamente todos los mercados. 

De este modo, las empresas u organizaciones que hoy cuentan con alguna certificación ISO, por su calidad productiva, eficiencia energética o gestión ambiental, tienen una ventaja competitiva trascendental respecto de las que no cuenten con dicho respaldo.

Importancia para el sector constructor

La construcción no está ajena a este proceso. Más aún, hoy es imprescindible que cualquiera de sus actores cuente con las respectivas certificaciones de calidad ISO que se exigen a su sector, dado que es uno de los más trascendentales de la economía mundial. No sólo por su aporte al desarrollo urbano y vial, sino también porque constituye una de las mayores fuentes de empleo.

Por ello, resulta fundamental que las empresas constructoras encaucen su desarrollo dentro de los parámetros demarcados por las normas ISO. Sólo de esa manera cumplirán las exigentes certificaciones de calidad requeridas para posicionarse competitivamente en un mercado que día a día plantea nuevos y exigentes requerimientos. 

Estos objetivos no sólo implican profundizar aspectos típicos de su quehacer, como la calidad de los insumos y materias primas, preparación de la fuerza laboral, y los niveles de seguridad o eficiencia en los procesos productivos, sino también otros ámbitos propios del entorno social actual, como uso eficiente de los recursos naturales, sustentabilidad medioambiental y eficiencia energética.

Implicancias

Dado que la construcción agrupa a diversos ámbitos de actividad, incluyendo a múltiples proveedores de productos y servicios, su gestión de calidad cobra especial relevancia multidisciplinaria.

Dicha complejidad se traduce en la necesidad de regular diversos aspectos relacionados con la gestión de calidad. Esto implica, a su vez, ampliar considerablemente el rango de aplicación de las normas ISO, con el objetivo de garantizar la eficiencia de todos los procesos que forman parte de su trabajo cotidiano.

Entre estos se pueden destacar los siguientes:

Medio ambiente

La construcción es un sector muy susceptible a estar regulado por las nuevas normativas medioambientales nacionales e internacionales, dado que sus actividades pueden traducirse fácilmente en sobre explotación de recursos naturales, e incremento en los niveles de contaminación ambiental. Del mismo modo, también pueden repercutir negativamente en otros factores relacionados, como gestión de residuos y empleo de materiales peligrosos, entre otros.

Investigación y desarrollo

La construcción es, al mismo tiempo, un sector en continuo crecimiento y experimentación. Por ello debe estar permanentemente regulado en todo lo que se relaciona, por ejemplo, con estrategias de innovación, desarrollo de edificios inteligentes y nuevo uso de materiales.

Seguridad laboral

La seguridad también resulta de vital importancia en un sector estratégico como la construcción. Esto porque, debido a su naturaleza, siempre está propenso a sufrir una elevada tasa de accidentabilidad e, incluso, de mortalidad, entre su fuerza laboral. Esto demanda, en consecuencia, la correcta aplicación de las normas ISO específicamente relacionadas con esta materia.

Normas ISO concretas para el sector de la construcción

A partir de estas consideraciones ya expuestas, es posible establecer que las principales normas ISO que deben ser aplicadas en el sector de la construcción, son las siguientes:

ISO 9001

La norma ISO 9001 es de vital importancia en este, y en otros sectores, ya que es la encargada de garantizar la calidad del proceso de producción y la satisfacción final del cliente, así como de otros integrantes estratégicos de la cadena productiva, tales como: proveedores, distribuidores, supervisores y trabajadores, entre otros. 

ISO 45001

Esta norma regula todos los procedimientos relativos a la seguridad en el trabajo y la prevención de riesgos y/o accidentes laborales. Una tarea fundamental para este sector, pues se haya supeditado a niveles de riesgo muy superiores a los presentes en otros actividades productivas. En este contexto, se regulan específicamente elementos tales como: la seguridad de los trabajadores, transporte de materiales, utilización de equipos como arneses, cascos y otros elementos de protección, implementación de medidas especiales, y regulación de redes eléctricas, entre otros.

ISO 14001

El fuerte proceso de incorporación de las actividades productivas e industriales al nuevo modelo de economía circular, exige que todas las empresas perteneciente al sector de la construcción deban cumplir con las medidas ambientales detalladas en esta norma. En especial si pretenden mantener su posicionamiento en un mercado cada vez más controlado por consumidores “éticos” y responsables con el medioambiente.

En este ámbito específico se regulan aspectos como: gestión de residuos, emisiones de CO2 a la atmósfera, empleo de materiales no contaminantes, fuentes de energía renovables, políticas de reutilización o reciclaje de materiales, y uso eficiente de las materias primas, entre otros.

ISO 170001

Esta norma en particular garantiza la plena accesibilidad, sin restricciones ni discriminaciones, a cualquier tipo de construcción, edificio e instalación. Por lo tanto, regula ámbitos como la construcción de rampas para personas en situación de discapacidad, señalizaciones especiales, accesos, facilidades, montacargas o ascensores obligatorios.

ISO 166002

La construcción continuamente debe experimentar con la búsqueda de nuevos materiales e innovaciones tecnológicas o de diseño, que garanticen una mayor eficiencia del proceso productivo. Por ello, resulta natural que el sector también esté regulado por esta norma, que gestiona todo lo relacionado con los procesos de I+D+i (Investigación, desarrollo e innovación).

¡Descarga la app de DataScope y comienza ahora!

DataScope es una plataforma que permite a las empresas agilizar, organizar y evaluar el trabajo en terreno gracias a sus formularios online, que proporcionan indicadores en tiempo real, 100% adaptables a cualquier área. 

También podría interesarte

Visítanos y únete a la Revolución Digital con DataScope

¡Aprende a dejar de usar papel hoy mismo!

Sobre el autor

Francisco Gonzalez
Francisco Gonzalez

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro newsletter y te enviaremos contenido cómo este directo a tu mail, una vez al mes con todas las novedades.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *