¿Cómo gestionar riesgos asociados a la manipulación manual de cargas?

Tabla de Contenidos

Movilizar grandes volúmenes o pesos, solo con el cuerpo, conlleva alto riesgo de sufrir lesiones musculares y óseas. Por ello, es indispensable que las empresas apliquen protocolos relacionados a la manipulación manual de cargas  que se ciñan a los parámetros establecidos en la Ley.

El éxito de la gestión empresarial no sólo se basa en la modernización de los sistemas productivos o en la correcta administración de los recursos. También es fundamental implementar normas de salud y seguridad laboral eficientes, que garanticen la protección e integridad de los trabajadores.

En la actualidad, uno de los factores de riesgo más extendidos entre la fuerza laboral es la probabilidad de sufrir lesiones lumbares y musculares, debido al incorrecto “Manipulación Manual de Cargas y Pesos” (MMP/MMC).

Esta acción implica movilizar o manipular objetos levantándolos, bajándolos, empujándolos, traccionándolos, trasladándolos o, simplemente, sosteniéndolos.

Estas tareas, por sí solas, se traducen en alto impacto para la salud y seguridad laboral. De hecho, recientes estudios del Consejo Nacional de Estudios de Estados Unidos mostraron que el tratamiento de lesiones provocadas por MMC/MMP generan un gasto anual cercano a 45 mil millones de dólares. 

Los expertos también coinciden en que el deficiente manejo manual de cargas y pesos se traduce en dolencias tales como lumbalgia, patologías de discos intervertebrales, luxación de hombros, síndrome de pinzamiento subacromial y múltiples trastornos musculoesqueléticos de cadera y rodilla.

Dolencias que afectan a gran número de trabajadores, en múltiples sectores productivos y de servicios.

Principales riesgos asociados a la Manipulación Manual de Cargas

Si bien el origen de las lesiones generadas por Manejo Manual de Cargas y Pesos puede ser muy diversos (como levantar peso excesivo, realizar movimientos bruscos sin calentar la musculatura o manipular erróneamente elementos mecánicos), los especialistas identifican 4  grandes factores de riesgo:

Factores individualesRelacionados con la capacidad funcional del trabajador, sus hábitos y antecedentes
Factores relacionados a las condiciones de trabajoComo por ejemplo, aplicación incorrecta de fuerza debido a mal entrenamiento, malas posturas y repetición innecesaria de tareas potencialmente peligrosas
Factores organizacionalesRelacionados a la mala organización del trabajo, jornadas excesivas, horarios mal distribuidos, pausas insuficientes y manejo de cargas superiores a lo permitido por la norma
Factores ambientalesVinculados a la temperatura, clima, vibración, peligrosidad del entorno y naturaleza del trabajo.

Además de estos grandes factores de riesgo, la probabilidad de sufrir lesiones debido al incorrecto Manejo Manual de Cargas y Pesos puede incrementarse debido a las siguientes variables de riesgo:

  • Manejar cargas sin utilizar Elementos de Protección Personal (EPP).
  • Levantar cargas forzando la espalda, sin usar piernas ni brazos.
  • Levantar y transportar carga sin mantenerla pegada al cuerpo.
  • Rotar y/o inclinar el cuerpo hacia los costados mientras se manipula carga.
  • Levantar peso más allá de las capacidades físicas de la persona.
  • Levantar peso más allá del límite establecido por la ley.
  • Transportar carga sin considerar obstáculos y visibilidad.
  • Realizar trabajos de carga o descarga en forma apresurada o descuidada.
  • Utilizar elementos mecánicos, tirando desde la manilla en lugar de empujarlos.
  • Falta de accesorios y equipamiento para descarga o carga en altura.
  • Desplazarse por superficies de trabajo irregulares.
  • Falta de iluminación en el lugar de trabajo.

La importancia del Protocolo de Manejo Manual de Cargas

Para enfrentar y eliminar el riesgo de que los trabajadores sufran lesiones o heridas durante este tipo de tareas, las empresas deben implementar una guía o procedimiento estándar de trabajo conocido como “Protocolo de Manejo Manual de Cargas”. 

Este documento sistematiza la gestión preventiva de los riesgos a la salud e integridad física de los trabajadores, con el objetivo de prevenir lesiones musculares y lumbares.

El Protocolo de Manejo Manual de Cargas también especifica los criterios y recomendaciones orientados al cumplimiento de las exigencias establecidas por el Ministerio del Trabajo y Previsión Social, tanto en la Ley base como en sus respectivos decretos explicativos. 

Estas normativas son las siguientes:

Ley Nº20.001 (2005), que incorporó al Código del Trabajo el peso máximo permitido para operaciones de carga manual.

Decreto Supremo Nº63 (2005), que establece el procedimiento de evaluación de los riesgos a la salud o a las condiciones de los trabajadores, derivados del manejo o manipulación manual de carga. 

Guía Técnica de Evaluación de Riesgos de Manejo o Manipulación de Carga (2018), para prevenir lesiones musculoesqueléticas y accidentes asociados al manejo manual de cargas.

Ley N°20.949 (2016), que modifica el Código del Trabajo y reduce de 50 a 25 kilos el límite máximo de manejo manual de carga para población masculina adulta, y mantiene el límite máximo de 20 kilogramos, para menores de 18 años y mujeres. 

La responsabilidad de la empresa

El Decreto Supremo N° 63/2005, del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, establece que la empresa (el empleador) es el responsable de implementar correctamente el Protocolo de Manejo Manual de Cargas.

En sus artículos principales, este decreto establece lo siguiente:

  • Las empresas deben velar que en la organización de sus faenas se empleen medios técnicos tales como automatización de procesos o empleo de ayudas mecánicas.
  • En caso que el Manejo Manual de Cargas sea inevitable, no se deben manipular cargas superiores a 25 kg para hombres y 20 Kg en mujeres.
  • Las mujeres embarazadas no deben realizar Manejo Manual de Cargas.
  • Las empresas deben contar con un programa de gestión de los riesgos de Manejo Manual de Cargas.
  • La empresa siempre deberá tener disponible la información relacionada con el programa de gestión de riesgos por MMC/MMP.



Para que la implementación del Protocolo de Manejo Manual de Cargas sea exitosa, es imprescindible que las empresas realicen lo siguiente:

  • Entreguen herramientas adecuadas para generar un programa de gestión de riesgos (KIT MMC).
  • Formen y capaciten a un equipo encargado de aplicar el protocolo, de acuerdo con la metodología establecida en la Guía Técnica del ministerio del Trabajo, actualizada en 2018.
  • Apoyen la gestión de los equipos encargados, mediante la asesoría de un Especialista Ergónomo, en los casos que corresponda.
  • Propongan medidas de control según los factores de riesgo presentes.
  • Verifiquen que las medidas de control implementadas sean eficientes.

Pasos para controlar los factores de riesgo asociados a MMC/MMP

La correcta implementación del Protocolo de Manejo Manual de Cargas también requiere aplicar una estrategia eficiente para controlar los riesgos asociados a estas tareas.

Esto implica establecer un plan de mejora de gestión a partir de los siguientes criterios:

  • Definir e identificar situaciones “inaceptables”, «críticas» o de «riesgo», que pueden provocar accidentes del trabajo o enfermedades profesionales.
  • Identificar puestos de trabajo donde se generen accidentes o enfermedades profesionales, causados por manejo manual de cargas
  • Distinguir síntomas o lesiones frecuentes en los trabajadores, asociados a manejo manual de cargas y pesos.
  • Identificar los puestos de trabajo que tengan tareas críticas y de alto riesgo.

Del mismo modo, es esencial aplicar en las empresas un enfoque preventivo basada en la eliminación de los riesgos laborales asociados al manejo manual de cargas y pesos.

Además, es necesario estructurar una estrategia base de seguridad que priorice los siguientes conceptos:

Primero: Eliminación

Aplicar medidas o soluciones que eliminen las tareas de manejo manual de cargas y pesos. Por ejemplo, automatización o mecanización de los procesos.

Segundo: Mitigación

Reemplazar los factores de riesgo por otros que impliquen menos peligro para el trabajador. 

Por ejemplo, disminuir el peso de herramientas y/o materiales, ajustar planes de trabajo y adaptar la maquinaria o equipos, entre otras acciones.

Tercero: Administración

Aplicar, desde la dirección de la empresa, procedimientos, planes de mantenimiento preventivo y correctivo, ayudas técnicas y procesos de formación o capacitación que brinden a los trabajadores niveles adecuados de seguridad y salud. 

Asimismo, se deben reorganizar los procesos y los puestos de trabajo, para no exponer a los trabajadores a esfuerzos más allá del límite permitido. 

Por ejemplo, brindar más pausas de descanso, establecer rotación de puestos o funciones y alternar tareas. 

También hay que aplicar iniciativas tales como distribuir las tareas en relación con las capacidades de los trabajadores, modificar los métodos de trabajo y reprogramar la producción.

El rol de las capacitaciones en la reducción de accidentes

Otra condición indispensable para que el Protocolo de Manejo Manual de Cargas sea exitoso, radica en que la empresa proporcione a sus trabajadores planes de formación e instrucción sobre la forma correcta de manejar manualmente cargas y pesos, así como de sus riesgos asociados.

Sólo de este modo se desarrollarán conocimientos y habilidades para optimizar la prevención de accidentes y enfermedades.

Para alcanzar este objetivo, el programa de formación y capacitación debe incluir los siguientes tópicos:

  • Información acerca de las cargas y pesos que se manejan manualmente
  • Técnicas seguras para el manejo o manipulación manual de cargas y pesos
  • Riesgos derivados del manejo o manipulación manual de cargas y cómo prevenirlos
  • Uso correcto de las ayudas mecánicas
  • Obligaciones de la empresa y de los trabajadores
  • Marco legal y normativo
  • Sistema de gestión y protocolos de MMC/MMP

Asimismo, todo plan de formación y capacitación debe contemplar tanto aspectos teóricos como prácticos. 

Es recomendable que la formación práctica se desarrolle en el mismo lugar donde se realiza el trabajo diario, o bien en condiciones similares.

Además, para que todos estos controles y acciones preventivas sean eficientes en el largo plazo, deben verificarse periódicamente.

Esto implica, por ejemplo, trabajar sobre la base de cuestionarios y auditorías. 

Autoevaluación sobre el protocolo del manejo manual de cargas MMC

Prevenciones generales recomendadas por la ACHS

Junto con estas iniciativas, existen diversas recomendaciones generales que ayudan a mitigar las condiciones de riesgo asociadas al manejo manual de cargas y pesos. 

Para los expertos de la Asociación Chilena de Seguridad, ACHS, las acciones preventivas generales importantes son las siguientes:

  • Realizar ejercicios de estiramiento y calentamiento, antes de iniciar las labores habituales de manejo manual de cargas y pesos.
  • Usar siempre los EPP indicados para manejo manual de cargas.
  • Mantener ordenados y libres de obstáculos los lugares de almacenamiento y las zonas de traslado de cargas.
  • Utilizar todos los músculos del cuerpo cuando se manipule carga en forma manual.
  • Mantener siempre la carga pegada al cuerpo.
  • Si el manejo manual de cargas involucra pesos iguales o mayores a 25 kilogramos, se debe solicitar ayuda y/o utilizar elementos mecánicos de apoyo.
  • Verificar previamente el estado del circuito, prestar atención a obstáculos y cruces de vehículos.
  • Utilizar accesorios o equipos para realizar carga o descarga en altura.
  • Si se utilizan elementos mecánicos de apoyo, se debe empujar en lugar de tirar.

El valor de la tecnología para la gestión de riesgos durante la manipulación manual de cargas

Todos estos factores nos permiten afirmar que la aplicación de los protocolos de Manejo Manual de Cargas, así como su control periódico, son tareas muy complejas que requieren de máxima dedicación.

Para superar este desafío, se requiere el apoyo de herramientas tecnológicas que agilicen la eficiencia en los procesos, así como también, contribuyan a minimizar el riesgo de errores o descuidos.

Ante esta situación, los software de gestión de datos así como los formularios móviles nos ofrecen una solución óptima para implementar en forma segura, ágil y eficiente. 

Mediante una app de formularios móviles, los supervisores y especialistas de seguridad pueden, por ejemplo, realizar auditorías periódicas, programar calendarios de control y organizar la ejecución de cursos de capacitación.

En DataScope entendemos y valoramos la importancia crucial de estas acciones, y por ello ponemos a tu disposición herramientas digitales que te ayudarán a optimizar la seguridad de tus operaciones y a maximizar la salud y protección de tus trabajadores.

🔔 Llegó TrabajoSeguro, el bot especializado en SST que estabas esperando!
Pruébalo ahora

Sobre el autor

Francisco Gonzalez

Comparte en

Suscribete a nuestro Newsletter