¿Cómo aplicar una cultura basada en datos?

Tabla de Contenidos

¿Qué es el enfoque basado en datos?

Un enfoque basado en datos se refiere a decisiones que se basan en el análisis e interpretación de datos concretos más que en la observación. Esto asegura que las soluciones y los planes estén respaldados por información fidedigna y no solo por sentimientos o evidencia anecdótica. Por lo tanto, el enfoque basado en datos es la práctica de recopilar y analizar datos para deducir conclusiones y soluciones con el fin de predecir el futuro mediante el uso de información pasada y actual. Sin datos, podemos hacer suposiciones falsas basadas en opiniones tendenciosas. Hoy en día, las empresas utilizan el análisis de Big Data, el modelo de diagnóstico y el procesamiento de datos para destacarse en el mercado competitivo.

Gracias a los nuevos avances tecnológicos, los procesos como el almacenamiento, procesamiento y análisis de datos se han vuelto más rápidos y económicos. Debes tener en cuenta que crear una cultura basada en datos es esencial para que cualquier empresa avance y se convierta en una organización exitosa. Una cultura basada en datos implica el uso de datos en la toma de decisiones tratando los datos como un activo estratégico de la empresa al hacer que los datos estén ampliamente disponibles y accesibles. Este enfoque se centra en capturar, limpiar y utilizar datos significativos de toda la empresa. Tener una base sólida de datos es fundamental para diferenciar el negocio a través de la inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje automático (ML).

Beneficios de la toma de decisiones basada en datos

Tomarás decisiones respaldadas por información actualizada

Al recopilar y analizar datos, llegarás a una decisión segura y respaldada por información y hechos. Los datos también te permitirán comprender mejor el impacto que tendrá en tu negocio cualquier decisión que tomes.

Los datos son lógicos y concretos de una manera que la intuición simplemente no lo es. Las decisiones seguras permiten a la organización comprometerse con una visión o estrategia en particular sin preocuparse por tomar decisiones inadecuadas. Sin embargo, el hecho de que una decisión se base en datos no significa que siempre será correcta. Para tomar buenas decisiones, el proceso de recopilación y análisis de datos debe ser impecable. Cualquier decisión basada en datos inexactos sería perjudicial para la organización. Es por eso que el impacto de cada decisión comercial debe medirse y monitorearse regularmente.

Tu negocio ahorrará dinero

Hay muchas razones por las que una empresa puede optar por convertirse en una organización basada en datos. Según una encuesta reciente de Fortune 1,000 realizada por NewVantage Partners para Harvard Business Review, de las organizaciones que comenzaron proyectos diseñados para disminuir los gastos, más del 49 por ciento ha visto el valor de sus proyectos. Otras iniciativas han arrojado resultados mixtos. Según Randy Bean, CEO y socio gerente de la consultora NewVantage Partners, “el big data ya se está utilizando para mejorar la eficiencia operativa y la capacidad de tomar decisiones informadas basadas en la información más reciente y actualizada se está convirtiendo rápidamente en la corriente principal norma.»

Tú y tu equipo serán más proactivos

Los datos te ayudarán a identificar oportunidades comerciales antes que tu competencia, o a detectar amenazas antes de que se vuelvan demasiado serias. Si usas la información correctamente podrás aprovechar mejor los recursos que ya tienes; podrás expandirte y multiplicarse para producir nuevos recursos y trabajar de una manera más proactiva.

Promueve la colaboración entre diferentes equipos

Una cultura basada en datos es fundamental para mejorar la colaboración entre los diferentes equipos de una empresa. La información obtenida a través de análisis de datos avanzados y predictivos puede ayudar a otros miembros de la organización en su trabajo diario y a conectar las ideas de diferentes departamentos. Crear una cultura basada en datos en toda la empresa es esencial para ir más allá de unas pocas iniciativas de datos exitosas e islas de excelencia limitadas a ciertas áreas comerciales.

¿Cómo aplicar una cultura basada en datos en las organizaciones?

Una cultura basada en datos abarca el uso de datos en la toma de decisiones y los trata como un activo estratégico de la empresa al hacerlos ampliamente disponibles y accesibles. Este enfoque se enfoca en capturar, limpiar y curar datos significativos de toda la empresa y promueve la experimentación para aprender y mejorar. Una base sólida de datos es fundamental para diferenciar a tu negocio de la competencia y además ayuda a todos a tener un mejor desempeño.

¿Cómo crear una cultura basada en datos?

Una cultura basada en datos no solo comprende y valora el uso de datos en la toma de decisiones; también adopta una cultura de innovación y conversaciones relevantes entre departamentos.

A continuación, enumeramos algunos pasos que toda organización puede tomar para fomentar un medio ambiente.

Involucra al equipo de liderazgo

Las grandes empresas predican con el ejemplo desde arriba, y para construir una cultura basada en datos, necesitarás líderes empresariales que la apoyen y se involucren activamente en ella. Los líderes deberán comprender que una cultura basada en datos va más allá del uso de datos para justificar una decisión, sino usarlos como el principal impulsor para tomar una decisión. Esto permitirá una mejor organización de las unidades de negocio y facilitará las colaboraciones entre los diferentes departamentos.

Establece tus objetivos sobre la base de datos

Los datos no son un producto final; son un medio para alcanzar otras metas. Puedes tener todos los datos del mundo, pero, a menos que los uses eficientemente, no significan nada. Para integrar datos en tus estrategias de producción, marketing y ventas, deberás establecer objetivos y parámetros. Por ejemplo, si deseas aumentar los ingresos, debes recopilar y analizar datos de ventas para ver las cifras y ver cómo reorientar el catálogo. De manera simple y concisa, los datos son una herramienta que te ayudarán a tomar mejores decisiones.

Lleva a cabo formaciones especializadas

Comprender y utilizar los datos puede ser algo nuevo para la mayoría de los trabajadores. El papel de los líderes de departamentos es impulsar al equipo hacia una cultura basada en datos a través de conversaciones y talleres para educar a los empleados sobre cómo leer, comprender y procesar los datos con los que trabajarán durante sus tareas diarias. Además, las organizaciones pueden rotar a sus especialistas en datos entre los distintos departamentos para derribar las barreras entre el departamento de TI y las unidades comerciales de la empresa. Esto ayudará a desarrollar un entorno de confianza y colaboración.

Habilita la democratización de los datos

En una cultura basada en datos, todos los ejecutivos pueden acceder fácilmente a los datos que necesiten para tomar mejores decisiones. La democratización de los datos requiere un programa de datos estructurado, protocolos para garantizar que los usuarios finales expuestos a ciertos datos los comprendan y seguridad de los datos para salvaguardar toda la información relevante.

El desafío de la democratización de los datos se puede resolver fácilmente mediante el uso de una plataforma de inteligencia empresarial intuitiva que funciona con análisis.

Utiliza las herramientas adecuadas para analizar datos

El análisis de datos puede resultar complejo si no dispones de las herramientas adecuadas. En la actualidad, encontrarás una gran colección de herramientas en el mercado que pueden ayudarte a aprovechar al máximo la información obtenida. El uso de las herramientas adecuadas puede convertir tus datos en gráficos legibles que los harán accesibles a cualquiera que los necesite. Si no tienes el conjunto de herramientas adecuado, no sacarás el máximo provecho de tus datos.

¿Cómo mejorar tu estrategia de análisis de datos?

Para mejorar tus habilidades de análisis de datos y simplificar las decisiones, te sugerimos que sigas estos pasos en tu proceso de análisis de datos.

Determina que vas a medir

Al responder esta pregunta, es probable que debas responder muchas sub-preguntas como:

  • Decide cómo medirlo
  • Establece el cronograma
  • Elige los factores que se incluirán

Recolecta los datos

Con las preguntas claramente definidas y las prioridades establecidas, puedes empezar a recopilar datos. Antes de eso, determine qué información podrías sacar de las bases de datos o de fuentes existentes y recopila esos datos primero.

Si necesitas recopilar datos mediante observación o entrevistas, desarrolla una plantilla de entrevistas con anticipación para garantizar la coherencia y ahorrar tiempo. Mantén siempre los datos recopilados organizados en un registro con las fechas de recopilación y agrega las notas de origen a medida que avanza.

Analiza la información recolectada

Una vez que hayas recopilado los datos correctos, es hora de realizar un análisis más profundo. Empieza a ordenar los datos de diferentes maneras para encontrar correlaciones. También puedes crear una tabla dinámica en Excel que permite ordenar y filtrar datos por diferentes variables y calcular la desviación media, máxima, mínima, estándar y más. A medida que manipulas los datos, es posible que descubras que tienes la información que necesitas. Sin embargo, a veces te dará cuenta de que necesita recopilar más datos. De cualquier manera, este análisis inicial de tendencias, correlaciones y variaciones te ayudará a enfocar tu análisis en responder mejor las preguntas relevantes.

Interpreta los resultados

Después de analizar, es el momento de interpretar sus resultados. A medida que lo vas realizando, hazte estas preguntas claves:

¿Los datos responden tu pregunta original? ¿Cómo?

¿Los datos te ayudan a defenderte de cualquier objeción? ¿Cómo?

¿Existe alguna limitación en tus conclusiones, algún ángulo que no hayas considerado?

Después de responder a todas estas preguntas, el único paso restante es utilizar los resultados de tu proceso de análisis de datos para decidir el mejor curso de acción.

Si sigues estos cinco pasos en tu proceso de análisis de datos, es probable que tomes mejores decisiones para tu organización, ya que estarán respaldadas por datos que se has recopilado y analizado con precisión. Con la práctica, tu análisis de datos será más rápido y preciso y tú y tu equipo tomarán decisiones más informadas y efectivas.

También podría interesarte

Visítanos y únete a la Revolución Digital con DataScope

¡Aprende a dejar de usar papel hoy mismo!

Sobre el autor

Sandra Melo
Sandra Melo

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro newsletter y te enviaremos contenido cómo este directo a tu mail, una vez al mes con todas las novedades.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *