Claves para saber qué hacer tras un accidente de camión

Tabla de Contenidos

Movilizar a tiempo la carga de una empresa es vital para asegurar su presencia y competitividad en los mercados. Sin embargo, también hay que tener una apropiada pauta de acción en caso de que el conductor del vehículo y sus acompañantes se vean envueltos en un accidente de camión.

La logística de distribución forma parte de las redes vitales para el desarrollo de toda empresa u organización. En especial de aquellas unidades productivas que se basan en el transporte terrestre de carga para hacer llegar sus productos o servicios hasta los mercados.

Esto se traduce en que gran parte de la circulación vehicular actual corresponde a transporte de carga desde o hacia empresas, efectuado tanto por vehículos propios como de compañías externas. Proceso que en alto porcentaje involucra a camiones de más de 3.500 kg de peso bruto vehicular.

Sólo en nuestro país más del 90% de toda la carga interna se mueve mediante camiones. Esto implica que a diario cerca de 150 mil de estos vehículos recorran calles y carreteras, para entregar a tiempo, desde productos alimenticios hasta minerales de exportación.

Ello, a su vez, implica una alta probabilidad de sufrir un accidente en el trayecto, ya sea por causas mecánicas o por imprudencia del conductor. Esto suele derivar en consecuencias graves para todos los involucrados, debido a que se trata de vehículos que desplazan grandes masas y que, consecuentemente, pueden alto nivel de daños materiales.

Cómo actuar luego del accidente

Según un reciente reporte de la subsecretaría de Previsión Social de Chile, cerca del 90% de los accidentes laborales con resultado de muerte se producen a bordo de un camión, ya sea en recorridos de trayecto desde o hacia el trabajo, como al interior de las faenas propiamente tales.

Ante este escenario, es conveniente que los responsables del área de transporte y de prevención de riesgo de cada empresa, eduquen a sus transportistas (propios o subcontratados), para que conduzcan de manera responsable, con el objetivo de reducir al máximo esta tasa de accidentabilidad.

Sin embargo, como los accidentes también pueden ser causados por otras variables como condiciones climáticas, fallas mecánicas, mal estado de las rutas, actos maliciosos o imprudencia de otros conductores particulares, también es importante elaborar una pauta de acción que permita al chofer del camión y a sus acompañantes, reaccionar de manera adecuada luego de un accidente. Esto, en caso de que sus consecuencias no les hayan incapacitado física o mentalmente.  

En este sentido, puede ser de alto valor contar con una app o herramienta digital que permita diseñar y aplicar un checklist electrónico susceptible de verificarse inmediatamente después de sufrir o participar en un accidente que involucre al vehículo pesado. 

Esto permitiría verificar, por ejemplo, el estado del camión o de su carga, y recopilar, al mismo tiempo, un listado de variables que puede ser valioso para procesos posteriores, como, por ejemplo, realizar denuncias policiales, abrir procesos judiciales o hacer efectivas las respectivas pólizas de seguro existentes, entre otras posibles opciones.

Pautas para elaborar un checklist post – accidente de camión

Si el accidente no ha causado lesiones graves al conductor del camión, se recomienda dar los siguientes pasos, cuyo orden puede variar según las características de la guía previa ya establecida por cada compañía.

  • Asegurarse de no estar lastimado

Después de sufrir una colisión a bordo de un camión de carga pesada (ya sea con otro camión o vehículo particular), hay que practicar un autoexamen rápido en busca de heridas leves o graves. Cumplido este paso se debe llamar de inmediato a un servicio de emergencias médicas o a la policía, en especial si se advierte alguna herida o hemorragia. 

En caso de que el conductor no está en condiciones de realizar esta tarea, deberá hacerlo el copiloto o acompañante. Y si comprueba la presencia de lesiones graves es conveniente no hacer movimientos y esperar en el mismo lugar la llegada del personal de emergencia.

Hay que recordar que, sin importar lo leve que haya sido el accidente, siempre se debe solicitar ayuda médica. Aunque no haya lesiones visibles, igual se corre riesgo de haber sufrido una contusión o alguna herida interna, las cuales requieren de atención inmediata para que no afecten la salud y la vida de los heridos.

También es necesario llamar a la policía para que sus agentes tomen nota de lo sucedido y realicen el reporte respectivo.

  • Verificar el estado del copiloto

La gran mayoría de los transportistas, en especial aquellos que operan dentro de las ciudades, suelen viajar con uno (y hasta dos acompañantes) que colaboran en los procesos de carga y descarga. Por ello, si el estado físico lo permite, el conductor debe asegurarse de que su copiloto o acompañantes se encuentren bien. Si todos presentan heridas leves, hay que aplicar los primeros auxilios mediante los implementos contenidos en el botiquín del vehículo. 

Si la situación amerita cuidados más intensivos, hay que llamar y esperar la llegada de los servicios de emergencia médica, acompañando a los heridos más graves y tratando de se encuentren lo más seguros posible.

  • Desplazarse a un lugar más seguro

Si el impacto no ocasionó ninguna lesión invalidante al conductor o a sus acompañantes, es conveniente que todos salgan del camión y se alejen de las vías, en especial si el accidente ocurrió en una autopista con alto flujo vehicular. 

Del mismo modo, si aún es seguro conducir el camión, también hay sacarlo de la carretera o la vía de circulación, para no provocar problemas, atochamientos u otros accidentes entre los vehículos que vienen detrás. Sin embargo, si el impacto fue muy violento, y el vehículo no se mueve, es mejor dejarlo donde está, salir de él, y esperar que llegue la ayuda en una zona segura a un costado del camino.

  • Esperar por la ayuda

Si se alejan del vehículo, siempre hay que apagar el motor y utilizar triángulos reflectantes u otros elementos de seguridad para marcar su posición y advertir a los conductores que vienen detrás.

Nunca hay abandonar la escena sin esperar que llegue la policía o el personal médico, ni menos caminar o deambular por la carretera, en especial si se está herido, porque ello puede agravar las lesiones y poner en riesgo la salud e integridad del conductor o sus acompañantes. Lo mejor que se puede hacer es esperar que llegue la ayuda solicitada, o cooperar para calmar y asistir a los demás involucrados en el accidente.

  • Intercambiar información

Sólo cuando exista certeza de que el conductor y el resto de las personas involucradas en el accidente (en especial sus acompañantes), no tienen heridas de consideración, se procede a intercambiar la información de contacto y de seguro con el otro conductor. 

Estos datos siempre deben incluir:

– Localización del accidente.

– Nombre completo y datos de contacto (identificando a la empresa, si corresponde).

– Compañía de seguros y número de póliza.

– Licencia de conducir y número de placa patente de los vehículos.

– Marca, modelo y color del vehículo.

  • Documentar la escena

Una vez que la policía arribe al lugar, es conveniente obtener el nombre y el número de placa de cada uno de los uniformados que acudan a tomar el procedimiento. Se debe preguntar al oficial a cargo, donde debe realizarse la respectiva denuncia y cómo obtener una copia de la misma.

También es importante documentar a fondo el accidente, tomando fotografías del camión y de los demás vehículos involucrados, desde diferentes ángulos, y mostrando todos los daños causados a cada uno de ellos y a la carga (y otras estructuras aledañas si así corresponde).

  • Recopilar relatos de testigos

En la medida de lo posible se debe conversar con los testigos del accidente, anotar sus nombres y verificar su información de contacto. Estos datos serán valiosos en caso de que la policía necesite testimonios para corroborar la versión que el conductor entregue de los hechos en su declaración oficial (tanto para efectos del proceso judicial como para los cobros de las pólizas respectivas).

  • Contactar a la empresa

Esto debe hacerse lo antes posible, de modo que el representante legal y los encargados de logística o de seguridad, den los pasos tendientes a activar los seguros respectivos y retirar el vehículo y su carga, una vez que las autoridades competentes lo autoricen.


DataScope es la herramienta ideal para eliminar el uso del papel, ahorrar tiempo y recolectar datos de forma eficiente desde terreno

La plataforma permite que su equipo de trabajo responda formularios móviles personalizados (incluso sin conexión), desde sus teléfonos o tablets, a través de la app de DataScope.

Toda la información recolectada se almacena en la nube y permanece disponible para ser visualizada en tiempo real, exportada (Excel, PDF, Google Sheets) o integrada a otros sistemas.

También podría interesarte

Visítanos y únete a la Revolución Digital con DataScope

¡Aprende a dejar de usar papel hoy mismo!

Sobre el autor

Francisco Gonzalez
Francisco Gonzalez

Comparte en

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en print
Compartir en email

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro newsletter y te enviaremos contenido cómo este directo a tu mail, una vez al mes con todas las novedades.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.