El rol de la productividad en el mantenimiento industrial

Tabla de Contenidos

El mantenimiento industrial es una etapa clave para todo proceso de producción. Como sabemos, producir la mayor cantidad de bienes y servicios con la menor cantidad de recursos es un mantra para el mundo empresarial, por lo que esta ecuación resume en gran medida el objetivo a alcanzar. Y en esta ecuación, la productividad juega un papel fundamental, incluso en la etapa de mantenimiento industrial, como veremos a continuación.

En términos generales, la productividad puede ser entendida como la relación entre la actividad productiva y los medios necesarios para conseguirlo. Estos medios pueden ser de tipo tecnológico, humano o infraestructura. Y si hablamos de mantenimiento industrial, tenemos que entender cómo se produce esa relación con la productividad para alcanzar los mejores niveles de eficiencia en un mundo donde los resultados son la llave del éxito.

Factores que definen la importancia de la productividad

Asumiendo la definición de productividad hecha antes, es importante entenderla como un indicador de eficiencia. Y la razón es su utilidad para relacionar la cantidad de recursos que debemos usar con la cantidad que conseguimos producir con ellos.

Otro factor que hay que considerar es la relación directa que la productividad posee con la mejora continua de los sistemas de gestión de la calidad. Eso porque éstos últimos permiten prevenir los defectos de calidad de un producto, además mejorar los estándares de calidad de una empresa en general de manera interna, sin llegar al usuario al final.

A la hora de analizar la productividad, también es importante identificar tres factores que pueden influir sobre ella:

  • Factores internos – son aquellos que dependen de la empresa y comprenden aspectos sobre los cuales la compañía tiene influencia. Algunos ejemplos que podemos mencionar son los procesos de fabricación, la calidad del producto o servicio, los circuitos de producción y su organización, cuestiones administrativas y la gestión de recursos humanos.
  • Gestión del talento – relacionado con los aspectos internos, se refiere al activo más importante de una empresa, su capital humano. La forma como se produce la conducción de las personas que trabajan en una compañía puede beneficiar o perjudicar a una organización. El nivel de satisfacción o motivación del grupo humano puede producir un impacto directo en la productividad de la organización.
  • Factores externos – son todos los aspectos que no dependen de la empresa. Dicho de otro modo, todo lo que está fuera de su control. Algunos ejemplos comunes son las legislaciones o diferentes normativas gubernamentales, la competencia y la demanda del mercado.

Productividad y mantenimiento industrial: Una alianza estratégica

La productividad, principal objetivo de cualquier empresa, no debe sufrir interrupciones. Sin embargo, éstas pueden ocurrir cuando intermedian máquinas, tecnología y recursos humanos. ¿Qué hacer entonces?

La clave está en el mantenimiento y cómo éste se gestiona. Una gestión de mantenimiento exitosa es aquella que prioriza la productividad, configurando una estrategia que apunte a conseguir niveles óptimos de disponibilidad de activos, evitando a toda costa la reducción de recursos de producción.

Por lo tanto, la relación entre el resultado de la gestión del proceso de mantenimiento (índices de confiabilidad) y los recursos utilizados derivarán en una mayor o menor productividad. 

¿Cómo gestionar los índices de productividad en el mantenimiento industrial?

Existe una vinculación directa entre los índices de productividad en el mantenimiento industrial con el desempeño de las máquinas, personas y materiales que se involucran en el proceso. Gracias a ella, todo el trabajo de mantenimiento tiene que estar adaptado a ciertos estándares planificados y definidos de manera anticipada.

La mejora constante también es un factor decisivo a la hora de cuidar el desempeño de esas máquinas, personas y materiales, por lo que los índices de productividad en el mantenimiento industrial son fundamentales por lo siguiente:

  • Representan un estándar de seguridad para mantener e incrementar la productividad de una empresa.
  • Aseguran un funcionamiento adecuado de las máquinas e instalaciones que forman parte del proceso de producción y que son claves para aumentar la productividad.
  • Permiten realizar una mayor producción, usando la misma fuerza laboral, pero aumentando los niveles de capacidad y calidad.
  • Una gestión exitosa de los recursos genera interés por parte de instituciones, entes reguladores y organismos gubernamentales que podrían ayudar a impulsar la empresa.
  • Permiten una respuesta eficiente a las presiones del mercado en materia de rendimiento del capital.

¿Cómo medir los índices de productividad en el mantenimiento industrial?

En tiempos de digitalización, cualquier medición que deseamos realizar está asociada indefectiblemente con la tecnología. Los índices de productividad y mantenimiento no son la excepción y ahí entra en escena el apoyo de softwares que permiten gestionar una amplia gama de tareas y monitorear la productividad, recogiendo métricas específicas y realizando seguimientos.

Los programas desarrollados específicamente para la gestión del mantenimiento industrial pueden ser construidos según las necesidades específicas de cada empresa y permiten trabajar con datos sensibles para medir y mejorar la productividad. Entre las tareas que se pueden monitorear están las actividades rutinarias, de mantenimiento sistemático, y otras menos frecuentes. 

El Factor MPF

El Factor de Productividad de Mantenimiento (MPF por sus siglas en inglés), es una métrica específica para este tipo de tareas y resulta fundamental a la hora de realizar con eficiencia el trabajo de mantenimiento industrial. Entre sus características están:

  • Tiempo de realización

Se refiere a cuantificar cuántas horas serán necesarias para que el trabajo se realice. Por un lado, debemos considerar la planificación de las tareas de mantenimiento, revisando cada factor que incide en la programación de esas actividades para que todo transcurra de forma fluida, para que el tiempo empleado sea el menor posible. Además, es fundamental contar con personal capacitado para realizar esas tareas cumpliendo con los cronogramas y tiempo determinado para eso.

  • Calidad del trabajo

Si se pretende realizar un trabajo prolijo, es fundamental hacerlo bien. Para eso, el desempeño del personal de mantenimiento tiene que ser eficiente y reducir al mínimo el nivel de fallas y la necesidad de volver a realizar ajustes o reparaciones una vez que ya se hizo la tarea de mantenimiento. 

Si las reparaciones se hacen mal, se producen pérdidas que se pueden evitar con una mayor preocupación por el nivel de capacitación y habilidades, de conocimiento, entre otras variables.

  • Impacto de la efectividad organizacional

Una parte importante del MPF es definir si la organización tiene una estructura que permita a los técnicos realizar su trabajo con eficiencia. Si lo que se pretende es establecer rangos altos de productividad en el mantenimiento industrial, la efectividad es imprescindible, ya que se relaciona de manera directa con el tiempo y la gestión de este recurso para lograr el objetivo.

  • Medición de horas trabajadas

Cuando se considera el trabajo en materia deproductividad de mantenimiento industrial, existen dificultades para monitorear las horas trabajadas por tarea en la empresa. En el caso de estar usando un software para tal fin, puede ocurrir que no se esté realizando esa medición de manera correcta. Una forma de solucionar este problema es incorporar herramientas para analizar y comparar ese tiempo, para lograr una medición adecuada que apunte a la consecución de los logros establecidos por la organización.

¿Cómo lograr productividad en el mantenimiento industrial?

Una forma de expresar en números el Factor de Productividad de Mantenimiento (MFP) es realizar una ecuación que considera los siguientes factores:

  • Tiempo estimado de trabajo – cantidad de horas preestablecidas para la realización de la actividad.
  • Calidad del trabajo – porcentaje del tiempo destinado a realizar el trabajo original, descontando el tiempo perdido corrigiendo un trabajo mal realizado anteriormente.
  • Eficacia organizacional – porcentaje del tiempo efectivo de trabajo, descontando el tiempo perdido por una mala organización de los recursos empleados para realizar la actividad.
  • Horas trabajadas – el total de horas que se necesitaron para concluir el trabajo.
    

De este modo, la ecuación se presenta de la siguiente manera:

Tiempo estimado de trabajo X Calidad del Trabajo X Eficacia Organizacional

Horas Trabajadas


El resultado final será el MPF expresado en un porcentaje, que a su vez definirá la cantidad porcentual de horas pagadas a los técnicos que fueron productivas.

¿Cómo para mejorar la productividad en el mantenimiento?

Debido a la cantidad de variables y de datos que se necesita considerar, medir, procesar y almacenar, contar con una solución digital es fundamental.

Las empresas tienen que monitorear de manera efectiva cada activo disponible para el proceso productivo, por lo que adquirir una solución específica, diseñada de manera personalizada para cada empresa debe ser visto como una parte indispensable para la productividad en el mantenimiento industrial.

Es ahí donde surge la importancia de contar con un CMMS (Sistema de Gestión de Mantenimiento Computarizado) y otros softwares, cuyas características permite:

  • Hacer un seguimiento preciso de las horas de trabajo
  • Asignar órdenes
  • Gestionar el inventario
  • Definir un cronograma de mantenimiento
  • Mejorar la productividad

Mejorar la productividad en el mantenimiento industrial es un aspecto crucial para cualquier empresa. Hemos visto la importancia de dedicarle atención a toda la etapa de la mantención de los recursos involucrados en el proceso productivo. Sin embargo, hay que hacerlo con un sentido de productividad, considerando el tiempo y la efectividad para llevar a cabo esa tarea.

Se requiere manejar bases de datos con información de cada trabajador y los equipos a su cargo. Esto a su vez, dada la magnitud y sensibilidad del proceso, requiere el apoyo digital, por lo que es casi imperativo contar con algún software para eso.

Si dentro de los objetivos de la empresa la competitividad es un factor relevante, saber mejorar la productividad de forma constante tiene que ser un elemento primordial. Y un gran paso hacia ese logro se encuentra en la capacidad de monitorear la productividad en el mantenimiento y minimizar los tiempos perdidos.

Visítanos y únete a la Revolución Digital con DataScope

¡Aprende a dejar de usar papel hoy mismo!

Sobre el autor

Antonio Frieser
Antonio Frieser

Comparte en

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en print
Compartir en email

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro newsletter y te enviaremos contenido cómo este directo a tu mail, una vez al mes con todas las novedades.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Digitaliza tus
Órdenes de Trabajo

Elimina el papeleo, automatiza tus procesos y mantiene el control de tus datos.