Ausentismo laboral: una guía práctica para evitarlo

Tabla de Contenidos

El ausentismo laboral es una problemática con la que se enfrentan muchas empresas, por ello, diseñar estrategias para reducirlo resulta fundamental para alcanzar las metas planificadas y aumentar la productividad.

¿Qué es el ausentismo laboral?

La Organización Mundial de la Salud (OMS), define el ausentismo laboral como aquella situación en la que el trabajador no concurre a su lugar de trabajo (en modalidad presencial), o no realiza sus labores cotidianas (en modalidad remota). 

En esta definición de la OMS, se reconocen dos tipos de ausentismo:

Ausentismo Justificado

Cuando el trabajador identifica y comunica formalmente a sus empleador (en forma previa o posterior) las causas de su inasistencia:

  • Enfermedad
  • Accidente
  • Bloqueo de accesos
  • Contingencias ambientales
  • Desconexión digital
  • Inconvenientes personales

Ausentismo Injustificado

Cuando el trabajador no comunica a su empleador los motivos concretos que impiden su asistencia al trabajo o la realización de sus tareas.

Esto incluye faltar sin dar aviso previo ni entregar una explicación posterior a los hechos.

La Organización Internacional del trabajo (OIT), define a su vez el ausentismo laboral como “la inasistencia al trabajo de alguien que debía hacerlo”. Este concepto abarca tanto la inasistencia física como la remota.

Otros expertos consideran que los atrasos también deben ser considerados como ausentismo. A su juicio, este punto de vista se justifica porque el trabajador no está presente en su lugar de trabajo (físico o remoto), a la hora en que comienza su jornada laboral.

¿Cuáles son las causas del ausentismo laboral?

De acuerdo con las diversas escuelas de recursos humanos, la ausencia del trabajador de su puesto de trabajo, físico o remoto, puede tener tres causas concretas:

1. Directas

Se trata de las inasistencias provocadas por enfermedades y lesiones que afectan directamente al trabajador.

Según estadísticas de la OIT, a nivel mundial el 50% de estas ausencias se concentra en tres diagnósticos: traumas, patologías osteomusculares e infecciones respiratorias y/o digestivas.

2. Indirectas

Son las inasistencias provocadas por factores que no son propios del trabajador, sino que derivan de la cultura interna organizacional, como insatisfacción, desmotivación o mal clima laboral. 

3. Ocasionales

Son aquellas inasistencias provocadas por situaciones externas inesperadas que impiden el traslado físico, el ingreso a las instalaciones o la conexión remota del trabajador (en el régimen de teletrabajo).

En este grupo se encuentran las perturbaciones climáticas, las acciones de fuerza dentro o fuera de la empresa (huelgas, manifestaciones sindicales y protestas sociales), y las alteraciones del tránsito o de los sistemas de transporte urbano.

¿Cuál es el impacto del ausentismo laboral en la rentabilidad empresarial?

Según recientes estadísticas de la Superintendencia de Seguridad Social de Chile, SUSESO, cada año se emiten más de 8 millones de licencias médicas (incluyendo patologías físicas y mentales). 

Esto implica que, como promedio, cada trabajador chileno se ausenta de su trabajo entre 10 y 11 días al año, debido a estas causas médicas.

Esto se traduce en un gasto cercano a MM$2.655.037 solo por concepto de licencias médicas. De este total, 63% lo asume el Fondo Nacional de Salud (FONASA), mientras que el 37% restante lo cubre las aseguradoras privadas (ISAPRES).

El elevado ausentismo laboral no solo genera costos en licencias y prestaciones médicas. Las empresas que lo padecen también pueden ver comprometidos sus ingresos.

Para medir este costo directo, se utiliza un indicador conocido como “índice de ausentismo laboral”. Esta fórmula calcula el porcentaje de las horas realmente trabajadas y lo compara con la jornada pactada en el contrato.

Para calcular este índice de ausentismo laboral se utiliza una fórmula que divide las jornadas perdidas (el total de horas no trabajadas) por la jornada pactada (el total de horas convenidas en el contrato). 

El resultado obtenido se multiplica por 100, y así se obtiene el porcentaje de inasistencia de cada trabajador.

¿Cuáles son las 5 consecuencias principales del ausentismo laboral?

Además del impacto en la rentabilidad empresarial, el ausentismo laboral puede tener 5 efectos o consecuencias principales en la estructura general de la organización:

1. Reducción en la productividad

A mayor cantidad de ausencias, menor posibilidad de alcanzar los objetivos diarios y estratégicos. Si falta personal se generan cuellos de botella, se retrasan procesos o proyectos, y todo el trabajo general se demora o posterga.

2. Aumento de costos

Cubrir la ausencia de un trabajador (justificada o injustificada), implica un mayor costo para la empresa, ya sea porque, se debe contratar personal externo o pagar horas extra a otros colaboradores.

Si esto sucede a menudo, causará grandes fugas de recursos que pueden alterar significativamente el balance financiero de la empresa.

3. Sobrecarga laboral

Cuando un trabajador se ausenta o no realiza sus labores, otro integrante del equipo deberá asumir esta responsabilidad.

Esta situación suele generar molestia (en especial si es recurrente), lo cual puede traducirse en roces y conflictos entre colegas.

4. Deterioro de la cultura interna

El ausentismo laboral puede estar estrechamente relacionado con causas internas negativas (como malas relaciones, desmotivación o desinterés).

Esto puede deteriorar gravemente la cultura de la empresa, e incrementar aún más el ausentismo.

5. Rotación de personal

El incremento del ausentismo genera mayor presión a los trabajadores que no faltan y cumplen sus labores.

Esto puede incrementar el descontento y la desmotivación interna de los equipos, factores que, a su vez, propician la emigración y pérdida de talento valioso.

¿Cómo se relaciona la gestión empresarial con el absentismo laboral?

El ausentismo laboral también puede ser consecuencia de una mala administración empresarial. Esta situación suele expresarse en trabajo extremo, mala delegación de tareas o liderazgos ineficientes.

Por ello es esencial establecer una estrategia de comunicación efectiva, que mejore la interacción entre todos los integrantes del equipo profesional y directivo. 

Esto ayudará a detectar y mitigar a tiempo los problemas de cultura interna que puedan incrementar el ausentismo laboral. 

Algunas situaciones típicas, son las siguientes:

  • Ambiente de trabajo inadecuado.
  • Jornadas demasiado extensas.
  • Pocas oportunidades de crecimiento y desarrollo.
  • Conflictos laborales constantes.
  • Jefes autoritarios que no entregan espacios de participación.
  • Desmotivación provocada por tareas monótonas, rutinarias o poco desafiantes.

¿Cómo prevenir el ausentismo laboral?

Todas estas circunstancias negativas exigen que las empresas investiguen y determinen con exactitud todas las posibles causas del ausentismo de sus trabajadores. 

Algunas de las acciones preventivas más recomendadas por los expertos, son las siguientes: 

1. Incrementar la motivación

Es muy importante entusiasmar a los trabajadores, para que realicen sus tareas con dedicación completa. Para ello se pueden implementar incentivos tales como:

  • Nuevos paquetes de beneficios
  • Salarios emocionales (no monetarios)
  • Programas de capacitación
  • Convenios educacionales

2. Identificar las causas del estrés laboral

Un entorno laboral estresante, con plazos de entrega muy próximos y objetivos demasiado exigentes, pueden generar burnout entre los trabajadores.

Ante esta situación es recomendable abrir canales de diálogo y feedback con los trabajadores. Puede ser, por ejemplo, mediante encuestas de clima anónimas.

3. Optimizar la comunicación interna

Es muy importante que los trabajadores opinen de forma periódica acerca de la percepción que tienen sobre la empresa.

De este modo podrán evaluar y transmitir su verdadero nivel bienestar, de estrés y de relacionamiento, tanto con las jefaturas como con los demás integrantes del equipo.

4. Flexibilizar jornadas laborales

Es importante brindar a los trabajadores la posibilidad de ajustar (en lo posible) sus jornadas laborales, de acuerdo con sus propios ritmos de trabajo.

A veces, la máxima productividad se alcanza en determinados momentos del día, y no durante toda una jornada de 8 o más horas.

Además, resulta valioso incluir un programa de pausas activas en el trabajo que fomenten la actividad física y la movilidad corporal.

5. Incorporar tecnología

La incorporación de nuevas tecnologías, como softwares o herramientas digitales especializadas, permite eliminar tareas monótonas, repetitivas y poco desafiantes para el personal. 

Esto reorientará el talento interno hacia objetivos que estimulen la iniciativa, creatividad y agilidad de los equipos.

Consecuentemente, se reducirá el ausentismo, se incrementará el rendimiento de los trabajadores y se fortalecerá la competitividad de la empresa.

6. Construir espacios más equitativos

Es fundamental que la dirección de la empresa respete permanentemente valores y principios esenciales, como la igualdad de oportunidades, la paridad de género y la equidad salarial, entre otros.

Si los trabajadores advierten cualquier desequilibrio o injusticia en estos ámbitos, perderán su motivación.

7. Generar balance entre trabajo y vida personal

El actual escenario de permanente conectividad no siempre permite separar en forma adecuada el trabajo de la vida privada, especialmente en el teletrabajo.

Es importante, entonces, que la empresa brinde a sus trabajadores la oportunidad de equilibrar correctamente sus jornadas, de modo que los deberes laborales no afecten ni se superpongan a su vida personal.

¿Cómo mejorar la asistencia al trabajo con tecnología?

Identificar y eliminar las causas de ausentismo laboral implica analizar en tiempo real gran cantidad de variables sociales, médicas, psicológicas y legales. Tarea que, evidentemente, no puede depender del papel y las planillas impresas.

Es esencial que los gerentes y los equipos profesionales de recursos humanos implementen soluciones tecnológicas que agilicen y optimicen la recolección y análisis de datos críticos, como por ejemplo:

  • Tasas de ausentismo laboral.
  • Causas directas, indirectas, ocasionales, internas o externas del ausentismo laboral.
  • Impacto del ausentismo laboral en la productividad general.

Monitorea las tasas de ausentismo laboral con un software especializado en inspecciones y auditorías.

En DataScope entendemos la crucial importancia de este objetivo y por ello, ponemos a tu disposición herramientas que te ayudarán a determinar las tasas de ausentismo de tu personal, así como identificar cada una de las posibles causas que lo provocan.

Con nuestras soluciones podrás, por ejemplo:

  • Crear formularios de asistencia personalizados y adaptados a las características de tu empresa.
  • Generar reportes en tiempo real, firmarlos digitalmente y transmitirlos de inmediato, vía correo electrónico.
  • Chatear directamente a través de la app, con los equipos o supervisores encargados del proceso de monitoreo.
  • Trabajar en terreno, incluso en ubicaciones remotas y sin necesidad de estar permanentemente conectado a internet.
🔔 Llegó TrabajoSeguro, el bot especializado en SST que estabas esperando!
Pruébalo ahora

Sobre el autor

Francisco Gonzalez

Comparte en

Suscribete a nuestro Newsletter