¿Cómo reforzar la seguridad laboral desde el punto vial?

Tabla de Contenidos

La proliferación de accidentes laborales en calles y carreteras, incluso con resultado de muerte, exige que, tanto empresas como colaboradores, apliquen acciones proactivas de seguridad vial para proteger la vida y salud de quienes deben desempeñarse a diario tras un volante, o desplazarse continuamente desde y hacia su lugar de trabajo.

La seguridad vial es un concepto que todas las personas deben internalizar y respetar, no sólo cuando desempeñan su trabajo manejando vehículos, equipos rodantes o maquinaria pesada, sino también en cualquier situación que implique transitar, como conductor o peatón, por calles y carreteras.

La importancia de esta premisa se confirma en un estudio de la Mutual de Seguridad de Chile, donde se demuestra que la mayoría de los accidentes del trabajo, que involucran siniestros viales con resultado de heridas graves o muerte, ocurren con mayor frecuencia fuera del entorno laboral, incluyendo recorridos de servicio logístico y trayectos hacia o desde el lugar de trabajo.

Este escenario plantea la urgente necesidad de tomar medidas preventivas, no sólo por parte de las empresas, sino también de los propios trabajadores. Es decir, un esfuerzo conjunto que exige el compromiso irrestricto de todos los involucrados, para así reducir al mínimo los accidentes y sus consecuencias en las personas.

¿Cómo pueden aportar las empresas en seguridad vial?

Para todas las empresas u organizaciones, pertenezcan o no al segmento de transporte y logística, es muy importante contar siempre con una adecuada planificación de seguridad vial. De hecho, es ideal que esta forme parte integral de todo el Plan de Prevención de Riesgos Laborales. 

Esto es igualmente trascendente para los trabajadores que conducen vehículos de la empresa, como para quienes se desplazan, en autos propios o de la empresa, hacia o desde el lugar del trabajo (para ir a sus hogares, realizar tareas específicas o asistir a una reunión, por ejemplo).

En el caso de los colaboradores que realicen labores profesionales específicas como, por ejemplo, conducir buses, camiones y vehículos de logística urbana, se requiere, además, de constante capacitación especializada. 

Sin embargo, esto no implica descuidar a los demás integrantes de la organización, pues, como hemos visto, todos sin excepción pueden formar parte de la circulación vial en algún momento de sus vidas. 

Por ello, la sugerencia básica para los encargados del departamento de Seguridad y Salud Laboral, es crear e implementar un Plan Universal de Movilidad que analice cómo se desplazan los trabajadores y determinar las distintas variables que motivan e intervienen en el diseño de estos recorridos. 

El análisis consecuente permitirá descubrir factores de riesgo o conductas imprudentes y, al mismo tiempo, determinar qué mejoras podrían implementarse para corregir dichas falencias, tanto en el ámbito de los conocimientos como de las competencias.

A modo de ejemplo, podemos citar algunas medidas tales como:

  • Considerar la posibilidad de implementar horarios flexibles de entrada y de salida de la empresa, para reducir el riesgo de accidentes motivados por la premura de llegar a tiempo.
  • Determinar rutas de acceso y salida más seguras y menos congestionadas.
  • Disponer de medios alternativos al auto particular, como buses de acercamiento hasta puntos estratégicos de transporte público.
  • A su vez, a nivel de conductores profesionales, las empresas de transporte y logística pueden adoptar prácticas de seguridad vial tales como:
  • Verificar que los conductores de buses, camiones y vehículos de transporte logístico tengan sus respectivas licencias profesionales al día, y cuenten con una hoja de vida limpia.
  • Sancionar en forma estricta a los conductores que cometan infracciones de tránsito mientras manejan vehículos de la empresa.
  • Evaluar en forma periódica las habilidades de conducción y el conocimiento de la Ley de Tránsito de sus conductores, entregando gratificaciones a los mejor evaluados y enviando a capacitación a los más deficientes.
  • Realizar constantes cursos de perfeccionamiento para todo el personal a cargo de los vehículos de la empresa, tanto conductores como equipos de mantenimiento interno.
  • Realizar campañas de concientización periódicas, exhibiendo casos reales de accidentes con consecuencias graves o fatales, para inculcar comportamientos seguros al volante.
  • Incentivar las buenas prácticas premiando a aquellos trabajadores que aporten ideas útiles y orientadas a reducir el número de accidentes viales, tanto dentro como fuera de la empresa.

Las recomendaciones de seguridad también son importantes en todo lo relacionado con el cuidado y mantenimiento de las flotas de las empresas, especialmente si realizan operaciones logísticas (de carga y/o pasajeros), que implican un desgaste mayor de los distintos componentes motrices.

En tal sentido, es fundamental contar con una flota de vehículos en buen estado, y que además sea renovada periódicamente. Así, la empresa podrá disponer de la mejor tecnología presente en el mercado, especialmente en el ámbito de seguridad pasiva y activa. 

También es fundamental hacer revisiones periódicas y mantenimiento preventivo, así como supervisar que los trabajadores hagan buen uso de los vehículos y no contribuyan a su desgaste prematuro con malas prácticas de manejo.

Otro recomendación importante que se debe recalcar a trabajadores y ejecutivos es que el vehículo no es una oficina, y que está prohibido “trabajar” mientras se conduce. Esto implica no realizar llamadas de trabajo, ni mirar informes o responder mensajes relacionados con las actividades laborales. Cuando se está tras el volante, la única ocupación es conducir y nada más. 

Un punto que debe ser especialmente recalcado, tanto a conductores profesionales como al resto de los colaboradores, porque gran parte de los accidentes viales se produce por este tipo de distracciones e imprudencias.

Del mismo modo, es importante incentivar el descanso, en especial si hay profesionales que pasen más de 2 horas continuas tras el volante (como conductores de buses, camiones y vehículos de logística intermodal). 

Si bien la norma legal vigente en Chile establece que “el trabajador en ningún caso puede manejar más de cinco horas continuas, después de las cuales debe tener un descanso cuya duración mínima debe ser de dos horas”, es recomendable que todo conductor se detenga para descansar al menos 15 minutos, después de cada 2 horas de conducción.

Una recomendación sencilla y especialmente útil para quienes manejan en ciudades o carreteras congestionadas, y que la propia empresa debería exigir a todos sus trabajadores, como norma básica de seguridad vial.

¿Cómo pueden aportar los trabajadores?

La responsabilidad de velar por una adecuada cultura de Seguridad Vial en el desempeño del trabajo también corre por cuenta de los colaboradores, tanto de quienes se desempeñan profesionalmente tras el volante, como de quienes se movilizan en vehículos hacia y desde la empresa.

Esto implica, en primer término, involucrarse activamente con las iniciativas implementadas por los encargados del departamento de Seguridad y Salud Laboral. Además, es necesario que los trabajadores valoren dicho esfuerzo, participar de él y ser proactivos para sugerir mejoras.

En tal sentido, los colaboradores pueden orientar su compromiso con la seguridad vial a partir de las siguientes premisas:

  • Cumplir los planes de Prevención de Riesgos Laborales y de Movilidad. Hay que tener en cuenta que todos estos programas nacen de un análisis detallado de los accidentes de tráfico laborales que ocurren dentro y fuera de la empresa. Por ende, si se cumplen las medidas indicadas en ellos, se reducirá significativamente la posibilidad de sufrir uno de estos accidentes viales.
  • Respetar las normas de tránsito al ir y regresar del trabajo. En este punto es importante tener claro que es mejor llegar atrasado, a no llegar por culpa de un accidente que puede evitarse.
  • No conducir si se está muy cansado o si se la jornada laboral ha sido intensa. En estos casos, las capacidades físicas y mentales estarán disminuidas, lo que incrementa la posibilidad de tener un accidente.
  • Elegir las rutas y carreteras más seguras. De este modo, los desplazamientos conllevarán menor riesgo de accidente.
  • Usar los medios de transporte que ofrece la empresa. Movilizarse en buses de acercamiento y otros medios similares evitará los desplazamientos innecesarios, en especial luego de una jornada intensa y agotadora.
  • Mantener los vehículos en buenas condiciones. Esto implica corregir los desperfectos mecánicos y realizar el mantenimiento necesario de autos particulares. Si es un vehículo de empresa, el trabajador también debe preocuparse de que esté en las mejores condiciones. Y si detecta alguna falla mecánica, debe comunicarla inmediatamente a sus supervisores, para evitar riesgos innecesarios.
  • Evitar distracciones al volante. Esto implica no utilizar el teléfono móvil para hacer llamadas, enviar mensajes de texto o revisar el correo. Como vimos anteriormente, el vehículo no es una segunda oficina.
  • Descansar lo necesario y ser cuidadoso al volante. Esto es especialmente trascendente para el personal que pasa largas horas continuas en tareas de conducción profesional en calles o carreteras.

El valor del aporte digital

La experiencia reciente también ha demostrado que la tecnología digital y el uso de herramientas tecnológicas de última generación brinda ayuda significativa para prevenir accidentes viales.

Por ejemplo, los equipos profesionales multidisciplinarios pueden utilizar soluciones especializadas en auditoría de seguridad vial que les permitirán reconocer y detallar los posibles problemas de seguridad que se generan en carreteras ya existentes, o en aquellas que se van a construir. 

De este modo, pueden ofrecer a las autoridades o empresas a cargo de las obras, las recomendaciones necesarias para reducir el número de accidentes y, consecuentemente, la cantidad de personas lesionadas.

En DataScope contamos con una avanzada planilla de auditoría de seguridad vial, que les permitirá llevar a cabo un completo proceso de identificación de problemas viales y de intersección. 

https://landscape-sandbox.datascope.io/es/template/seguridad/Plantilla-de-auditor%C3%ADa-de-seguridad-vialaae0f?id=134177

Los profesionales encargados de auditar la seguridad vial pueden usar esta plantilla en forma personalizable para hacer fotos y notas útiles sobre las diversas preocupaciones de seguridad que puedan encontrarse en torno a una oficina, empresa u obra en construcción, entre otros múltiples escenarios de trabajo posible.

¿Quieres que te ayudemos a implementar formularios de seguridad vial?

Cualquier duda o consulta que te surja, no dudes en comunicarte con nuestro servicio de atención al cliente desde nuestra página DataScope.io. También, siempre que necesites ayuda, puedes agendar un llamado telefónico para que uno de nuestros especialistas te muestre cómo implementar DataScope a tus operaciones.

Visítanos y únete a la Revolución Digital con DataScope

¡Aprende a dejar de usar papel hoy mismo!

Sobre el autor

Francisco Gonzalez

Comparte en

Suscribete a nuestro Newsletter